Día 4

  1. En este día nos concentraremos en cristales o piedras. También podemos elegir un grano de arena. Supongamos que elegimos, por ejemplo, una piedra. Así concentrándonos en la piedra imaginamos una esfera alrededor de ella. Esta es una esfera de información. Mentalmente vemos todos los eventos que queremos realizar apareciendo en esta esfera. De esta forma implementamos el control al mismo tiempo que hacemos esta concentración.
  2. La secuencias: de siete números: 5194726; de nueve números: 7150437693.
  3. Obtenemos esta perspectiva de la realidad que nos es dada por los métodos. Los métodos deben ser armoniosos. Un método debe proceder a otro de la misma forma en que el segundo método viene a partir del primero. Caminando por la calle, nos damos cuenta de que cada paso es construido sobre el anterior. Al levantarnos después de estar sentados vemos como nuestros movimientos pueden ser diferentes. El movimiento puede desprenderse de la acción anterior y el mismo puede transformarse en la siguiente acción anterior. Veamos al mundo de tal manera como si fuera siempre continúo, como si cada movimiento de este mundo nos considerara una única persona. Cuando comenzamos a solidificar al Mundo que nos da métodos exactos de control en este Mundo y de este Mundo, nuestro Mundo va a estar en todas partes y nosotros iremos a el, nosotros lo llevaremos en nuestras manos y nuestras manos serán aquel Mundo que sostiene nuestro Mundo, así nosotros veremos que estaremos entrando en contacto con el Mundo Eterno, con el Mundo de todos los Mundos y será único para todos, y este será el Mundo colectivo escogido por todos nosotros. Tenemos que crearlo para que sea ideal para todos y para nosotros. La perfección debe ser unificadora, vemos la perfección de todos y de nosotros mismos en nuestro Mundo único y al mismo tiempo el Mundo único de todos.