Día 5

Dia 5

 

  1. En el quinto día del mes debemos concentrarnos en los elementos de la realidad que surgen como resultado de su interacción con otros elementos de la realidad. Enseguida voy a explicar lo que eso significa. Cuando prestamos atención a algún objeto, por este acto, generalmente hablando, concentramos nuestra conciencia sobre este objeto. Debido a la conexión con este objeto, este elemento de la realidad adquiere un cierto grado de nuestra concentración y un cierto volumen de nuestro conocimiento.  Este objeto a su vez transfiere para otros elementos de la realidad una parte de las informaciones recibidas de nosotros y de nuestro estado. Por ejemplo, la misma forma que la luz del sol brilla en varios objetos es parcialmente reflejada a partir de ellos, e ilumina algunos otros objetos. Entonces, cuando miramos para algún objeto, este después de la interacción con nosotros, transfiere algo de nosotros mismos para el ambiente externo.  Así nuestra tarea es la siguiente: Pensar y revelar lo que cada elemento de la realidad transfiere para el medio externo a partir de nosotros mismos. Podemos detenernos en apenas una cosa. Nos concentraremos en ella e imaginamos simultáneamente el evento que necesitamos. Así es el método. Su peculiaridad es la siguiente: Nuestra  concentración en el descubrimiento realizado por usted en el elemento llamado secundario conduce a la realización del evento deseado. Entonces, con la ayuda de un raciocinio lógico, o clarividencia o cualquier otro método espiritual con el cual usted descubra lo que  exactamente el elemento de la realidad escogido por usted, transfiere al medio externo después de su interacción. Cuando nos enfocamos en este resultado, en el elemento secundario de la realidad y al mismo tiempo imaginamos el evento deseado, alcanzamos su realización.
  2. Las secuencias: de siete dígitos: 1084321; La secuencia de nueve dígitos: 194321054
  3. Cuando nos fijamos en el cielo, sabemos que la Tierra existe. Cuando miramos la Tierra podemos pensar en el cielo. Si pudiéramos estar debajo de la Tierra, el Cielo existe por encima de ella. Estas verdades tan sencillas deben ser el origen del mundo Eterno. Si Juntamos el cielo con la tierra, veremos que todo lo que está bajo la tierra puede estar por encima de la Tierra. Elevémonos hacia nuestra alma y encontraremos el lugar donde están los resucitados. Llevemos el infinito para la verdad del mundo y veremos que el mundo es infinito. Cuando veamos esto, veremos al verdadero Creador, pues Él nos dio lo que tenemos, y nosotros creamos de la misma forma en que Él creó. Él está muy cerca de nosotros. Él es nuestro amigo, que nos ama. Basta con extender las manos hacia Él y crear de la misma manera que Él crea. Sólo el Creador puede dar vida a creadores. Debemos estar en armonía con nuestro Creador. Debemos estar abiertos a Él y estar por siempre en todas sus manifestaciones, en todas sus creaciones. Cualquier cosa que deseemos corregir la podremos corregir. Cualquier cosa que deseemos crear la podremos crear en cualquier lugar y en cualquier momento. Dispone de la Eternidad para lograr la perfección. Los asuntos de La Eternidad son multiplicados por los actos del Creador. Somos lo que el Creador vio en nosotros, lo cual Él creó en nosotros. Sin embargo somos también aquellos que quieren que el creador se personifique con su creación, en el infinito en el que nos vemos a  nosotros mismos.