Día 9

Dia 9

 

  1. El noveno día del mes debemos llevar a cabo la siguiente tarea de concentración de la atención. Concentrándonos en los elementos más lejanos de nuestra conciencia y en los puntos más cercanos de la misma. Éste método de concentración en la práctica significa que deberemos traer las partes más remotas de nuestra conciencia a las áreas más próximas. Ésta transmutación debe llevarse a cabo sintiendo los elementos más cercanos y los más lejanos como si fueran los mismos. Ésta técnica segura la construcción de cualquier elemento del Mundo mediante la introducción de un impulso uniforme. Al lograrlo nos convertimos en expertos del control de los acontecimientos. Porque entonces ya será suficiente con sintonizar el alma a que todo sea normal y todo será normal. Será suficiente con desear algo y ocurrirá exactamente como lo hemos deseado. El impulso uniforme que acabo de mencionar genera un estado del Alma muy peculiar. Éste estado no se relaciona totalmente con el pensamiento, porque puede ser simplemente que no haya pensamiento alguno. Simplemente basta con sintonizarse, por ejemplo, con la bondad, con la creación o con la armonía. De este modo, simplemente enfocarse en éste estado espiritual, llevará al desarrollo positivo de los acontecimientos. Debo destacar que este método de concentración se relaciona con una forma especial de la percepción. La percepción esta en nuestra conciencia, es una parte de nuestra conciencia y así la estructuramos de tal forma que en lo sucesivo funcione de tal forma como ya lo mencioné anteriormente. El método de concentración que se presenta aquí, basado en la utilización de la conciencia, toca las capas mas profunda de la dirección de los acontecimientos.
  2. La secuanciad: de siete dígitos: 1843210; de nueve dígitos: 918921452
  3. Cuando comprendamos que el Mundo constituye una parte esencial del Universo, veremos también que todo lo que existe en la Naturaleza como por ejemplo: El hombre, las plantas, los animales, todas las moléculas que todavía no se han formado, o las que ya existen hace mucho tiempo- todo ello tiene como fundamento único a Dios que muestra el mecanismo de la creación. Cuando veamos cómo se crea, seremos capaces de crear cualquier cosa, aproximémonos a esto a partir de nuestro propio Yo, a partir de las profundidades de nuestro Yo, y veremos cómo nos desarrollamos junto con el mundo, como crecemos y como nos convertimos en el Mundo. Nosotros somos el Mundo. Nosotros somos la realidad. Miremos con los ojos del Mundo entero, con los ojos de todos, con nuestros propios ojos y veremos que nuestra Alma son nuestros ojos. Miremos el Mundo con el Alma y lo veremos tal y como es en la realidad. Podremos realizar las reparaciones necesarias y veremos el Mundo como debe ser para alcanzar la Eternidad. Siempre sabremos el camino, cuando miremos al Mundo desde dentro y fuera de nosotros mismos, desde cualquier perspectiva.